06 septiembre, 2006

Un tema que da para mucho...ene capítulo


Aprendí a usar la herramienta de Technorati para buscar dentro de mi sitio y para saber quién enlaza algo de lo mío para saludarlo, agradecerle, debatir, o lo que sea del caso.
Bueno, pues sucede que he sido citada por un grupo de frailes agustinos de la Universidad Católica de Chile _alumnos, presumo_ tomando mi entrada "El hábito, ¿hace al monje?" para iniciar un debate entre ellos, y al leerlo he podido saber que el sacerdote que me hizo pensar todo eso es el "Padre Patito" y pueden verlo acá.


Lo más interesante es que de las cinco entradas ahí, dos son sobre este tema, y por tratarse de personas jóvenes, sus comentarios no me han dejado en absoluto indiferente. Creo que nos aclaran muchas cosas y a ellos debieran aclarárselas también, pues lo que ponen es muy honesto.

Copiaré sus comentarios, porque veo un poco lánguido el blog de ellos, para que no se olviden sus inquietudes y opiniones. Acá quedarán un rato, por si las moscas, digo yo.

Con permiso, y disculpen la licencia de latearlos con el tema, pero es que no paran de poner comentarios ahí y en las entradas relacionadas. ¡Es increíble el punto sensible que he tocado por mi propia sensibilidad ante él!

Primer comentario:

armando70 dijo...
¿El hábito hace realmente al monje o por lo menos ayuda?
¿Es necesario usar signos que nos identifiquen claramente como tales?
¿En estos días qué tipo de signos podemos o debemos usar que nos identifiquen y a la vez nos mantenga cercanos a la gente?

Buenas preguntas Gonzalo, en el poco tiempo de vida religiosa que llevo, me he podido dar cuenta que la cercania con la gente no depende del signo de consagrado, sino mas bien como yo me presento frente a los demás, si soy o no coherente con lo que represento y con lo que presento, de ahí creo que viene la crítica que nos hacen y casi nos persiguen, justamente porque no estamos representando lo que somos, el hábito querámoslo o no es signo de consagración es por eso que la gente le gusta que lo usemos pero junto con eso ser lo que somos, sin dobleces y eso es lo que nos cuesta, por esto mismo le hacemos el quite y damos explicaciones, tales como: que no nos acerca a la gente, que no estamos en la edad media, que la gente necesita vernos iguales que ellos, etc... pero creo que esto no pasa por usar o no, sino mas bien en que nos esforsemos interiormente en dar testimonio de consagrados a Cristo, el hábito nos obliga a comportarnos como se debe con nuestro ser religioso. Un ejemplo son los jóvenes que pertenecen a nuestros movimientos, a ellos les gusta sentirse identificados con nosotros, por lo menos esa es mi experiencia y que tambien le he escuchado a otros de mis hermanos.
9:48 AM

*****************
Otro comentario a continuación:

La Comunidad de Sión dijo...

Creo que el asunto es ir más alla. Pienso que el tema es más profundo aun que el de ser identificados o no y que, por esa razón, nos debamos comportar de una forma u otra. Obviamente esto ayuda a mantenerse bajo un cierto "regimen".

Ademas identificarse es bueno, pero no creo que haya sido el sentido de los fundadores el que nos sintamos parte de... si es solo eso, el habito pasa a ser un mero uniforme.

Yo prefiero que busquemos el fin del habito, como lo hizo Teresa de Calcuta, es decir, ver si ese habito es un signo que nos identifica con los más necesitados o no. ¿Es la vestimenta del más humilde?, si lo es: Ese debe ser nuestro hábito.

Nota: El destacado es mío.

-----------------------

18 comentarios:

Semilla dijo...

Amiga... Te agradezco la recomendada... ni sabia que existía eso de ConoZe...
En verdad este tema da para mucho, veo que te ha calado muy hondo.
Te quiero pedir un super favor... mi pc anda funcionando como quiere, o mejor dicho, casi ni funciona. Por eso, no he podido dejar ningún comentario a nuestra amiga Raquel (Jardín de flores raras), por eso te pido que, si puedes, le digas de mi parte que siento gran curiosidad por su penúltimo post, que ansiosa espero que explique de qué se trata, y que no se cuando arreglen mi pc, así que no se cuando podré comentar, pero que sigo leyéndola... Eso... Gracias MIL! Gracias!

Aeronauta dijo...

Lo mandé a tu nombre. ¿Para qué me voy a meter yo? jejeje
Saludos y que tu PC se arregle pronto.
****
Respecto a mi "rayadura" con el presnte tema, es por la cantidad de visitas, enlaces, comentarios, etc que sigo y sigo recibiendo en esos posts, peropalabra que es la última vez que los lateo. También hay razones para ellos. Yo prefiero lo que he dicho pero...cada uno que vea :)

Jardinera dijo...

¡¡¡¡GUAUUU!!!! ¡¡¡ME CACHIS!!! De verdad que esto es toda una cruzada.

Un sacerdote con sotana o una monja con hábito me dan confianza y calor. Es una sensación rara, pero es como un pedacito de cielo en el sentido de haber llegado a lugar seguro.

Manteniendo las distancias, es ver a un carabinero cuando estás en apuro... y una señal potente cuando estás haciendo lo que no corresponde.

Podría decir que el hábito no hace al monje porque el monje -al igual que cualquiera de nosotros- tiene que ser fiel a su vocación para ser verdadero monje, pero lo ayuda a él y a nosotros porque no es lo mismo acercarse a un laico piadoso que a un sacedorte y si los dos andan vestidos iguales ¿a cuál le pido que me confiese, conforte, aconseje, etc.?

Cristian dijo...

Yo a veces uso "hábito", pero no por eso dejo de ser sacerdote, y espero que eso se respete. Aeronauta, como se ocupa ese programa que citas? Sabes que soy un 0 a la izquierda. Interesante lo del debate del hábito. Gracias por el dato anterior.

Kike dijo...

Pero no entiendo... Yo conocí tu blog hace tiempo, Aeronauta, y vi que había muchos posts dedicados a lo del hábito haciendo monjes... La verdad, ni los leí. Para mí el tema es muy sencillo: el hábito sí hace al monje. Punto. Está, además, en la esencia misma de la figura (y el estatuto canónico) de un religioso.

No sé para qué dar buscarle más pies al gato. No lo digo por ti, que con celo defiendes lo recto. Encomiable y Dios te premiará tu santa paciencia.

Pero, hombre... que lean un poquito los que opinan antes de hacerlo. El hábito ayuda al religioso en su misión de ser signo anticipado del reino.

En fin, va en buena onda. Que me perdonen el exabrupto, pero es que con algunos temas francamente no hay ni por dónde empezar, y se me sale el atrabiliario antes que el caritativo. Sí, sí... todos tenemos que aprender. De repente es porque tuve un mal día. En fin, me callo para no decir tonterías.

Un abrazo.

San Blog dijo...

Hola querida amiga.

Muy bueno el tema del hábito en los frailes. Y que hayas colocado lo que piensan otros al repecto.

Te quiero pedir un favor, me pareció interesante technorati pero no sé como puedo encontrar el html para pegarlo a mi blog y cuando se hace la incripción que pasos seguir porque todo está en inglés

Gracias

San Blog dijo...

Aeronauta
Ya puedes ver mi correo en la página para que me escribas que te necesito pedir un favor del blog de lo que hablamos la otra vez
gracias

Altisidora dijo...

Solo pase por aca para saludarte, cariños

R2K dijo...

: )

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

Kike: el hábito no hace al monje, el sacramento, los votos, la fe, las obras: .

Un saludo, desde la comunidad jesuita de Ciudad de los Niños en Guadalajara, México, donde me acompañan 7 excelentes sacerdotes y 4 hermanos, ninguno de los cuales tiene que usar ningún atuendo distinto para acercarse a las personas y entregarse, en este caso, a miles de niños con problemas.

Kike dijo...

A ver, mi estimado hermano jesuita, vayamos por partes.

Primero, el monacato no implica necesariamente un sacramento. Así que la expresión "el sacramento [...] sí [hace al monje" es un error.

En segundo lugar, la fe tampoco hace al monje: yo tengo fe (poquita, pero tengo) y no soy monje.

En tecer lugar, las obras tampoco hacen al monje. Yo obro a veces como monje, y no lo soy. Por el otro lado, varios monjes obran como tales, y le aseguro lo que quiera a que no lo son (esos algunos de los que hablo).

Los votos sí que hacen al monje. Ahí está usted correcto. Ahora bien: ¿qué es ser un monje? Es "[...] vivir una consagración 'más íntima' [...]" (CEC 916). Es una invitación de Dios (v. CEC 926) a "significar [...] la gloria del mundo futuro" (CEC 916).

La frase "El hábito hace al monje" es un equívoco: ni el hábito ni la falta de él lo hacen. Lo hacen los votos (que no hay sacramento). Partamos de allá. Pero de que el hábito es fundamental para su misión/ser de "significar", lo es.

Si le place responderme, leeré encantado su respuesta. Sin embargo, luego de leerla (si la hubiere, claro), permítame dar por concluido este intercambio, no por altanería ni soberbia, sino sencillamente por falta de tiempo.

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

En este caso no estamos hablando de 'monjes' como tales, sino de religiosos y religiosas, personas consagradas por votos o por sacramentos (monjas, monjes o frailes, sacedotes, hermanos, diáconos y obispos). Ahora bien, la vida de estas personas consiste en el seguimiento del Evangelio de acuerdo con unos votos y mediante carisma específico. Es decir: es una forma de vida y de espiritualidad (o sea, algo interno), que difieren mucho entre orden y orden y entre distintas congragaciones religiosas. Si el carisma o los estatutos de x orden establecen como forma esencial o auxiliar a las labores o a lo espiritual el vestir una determinada ropa distintiva, es libre de hacerlo... o de no hacerlo en caso contrario. Deben respetarse los estatutos de los distintos grupos que en la diversidad forman la familia universal de la Iglesia, así como la libertad de los individuos para vestirse consideren adecuado en caso de que su orden les dé esa opción.

El punto clave aquí es la espiritualidad y el seguimiento del Evangelio de una forma determinada. De nada sirve un sacerdote de impecable sotana negra si abusa de un niño, ni un cardenal en su traje escarlata si mantiene con dinero de la diócesis a tres de sus 'queridas'...

Aeronauta dijo...

Ululatus Creo que esta discusión está quedando sólo en mi blog y me parece que debieras hacérselo saber a Kike, ¿no? Yo te llevaré a tu sitio esta acotación mía.

Por cierto, en tu perfil sales con un atuendo religioso tradicional, que has dejado en claro que no te gusta, por un lado; por otro, al ser un novicio (o por serlo) y ser soldado de Jesús recién dentro de 12 años, o sea no te correspondería usarlo. ¿por qué lo usas en la foto?

tito... dijo...

No puedo aportar nada nuevo, pero...

Suponiendo que usar hábito religioso (o sacerdotal) fuera aconsejable por algunas razones y desaconsejable por otras, se podrían cotejar las primeras con las últimas, para acercarse a alguna conclusión.

Personalmente, diría que el uso del hábito reporta beneficios*, teniendo en contra una mínima incomodidad (que soportan sin problema tantos militares, empleados de estaciones de servicio, promotores y hombres disfrazados de Micky Mouse, entre otros)

*Es un testimonio de la consagración especial de la persona, como las alianzas entre los esposos; al verlo uno sabe que la persona "tiene dueño".
*La posibilidad de ser reconocido como sacerdote/religioso facilita oportunidades de desempeñarse como tal.
*Llevar hábito también es dar testimonio como cristiano. Un testimonio mucho más visible que el de llevar una cruz.También da cuenta de la existencia de la vida consagrada.

Saludos!

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

A ver, creo que tengo que dejar algo muy en claro en cuanto a mi postura: No he dejado claro que no me 'guste' el atuendo religioso. No es éste mi primer comentario al respecto; ya en varias ocasiones me he pronunciado a favor del uso de ropa clerical por muchas de las razones que varias personas a lo largo de esta discusión han mencionado.

Sin embargo, creo que es un grave error creer que la ropa clerical es esencial para el trabajo apostólico de las personas consagradas; es decir, que, de forma contradictoria, se hace de una tradición algo absoluto. No es parte de la doctrina ni mucho menos dogma de fe: es una tradición no esencial de la Iglesia relativamente nueva. Y más aún, creer que no hay más opción para los religiosos que vestir ropa clerical. ¿Dónde quedan los distintos carismas, la libertad personal, los puntos de vista distintos, la sana diversidad que conforma la catolicidad? No es estar a favor o en contra del 'hábito', sino de la estrechez en las tradiciones. Si los sacerdotes del Opus Dei gustan o tienen que usar sotana (de acuerdo a su carisma y estatutos), ¡bien! Si los Legionarios de Cristo utilizan clergymans porque deben de, ¡perfecto! Si los dominicos y franciscanos utilizan sus hábitos sólo cuando se encuentran en comunidad, ¡adelante! Y si los jesuitas mexicanos y muchos sacerdotes más se visten como civiles de a pie, ¡qué bueno!

En cuanto a mi foto: NO es un atuendo clerical. Ese atuendo clerical no lo pueden utilizar más que el selecto Colegio de príncipes de la Iglesia, al cual, por supuesto, no pertenezco. No obstante, el ser prenovicio o novicio de la Compañía no tiene nada que ver con la ropa clerical. Hace 40 años, cuando los jesuitas usaban sotanas ni siquiera había un periodo de prenoviciado. Hoy han cambiado muchas cosas. Si tuviese que usar una sotana hoy día, con mucho gusto lo haría. Ahora bien, el atuendo que visto en la fotografía no es otra cosa que un vil disfraz de cardenal para una una fiesta de Día de Muertos-Noche de brujas, confeccionado por mi madre y por mí a partir de ropa vieja (el cíngulo es una bufanda roja). No es falta de respeto, sino mero sentido del humor. La fiesta resultó muy divertida, pues, sin planear nada, se convirtió en reunión ecuménica: pronto llegaron amigos con disfraces de Satanás, un sheij musulmán y tres rabinos. He aquí otra foto: http://i4.photobucket.com/albums/y146/grafvonjolly/ecumenic2.jpg

¡Saludos!

Aeronauta dijo...

Queridos amigos:
El tema me cansó, no da para más que sacudir de nuevo nuestros argumentos.
¿Quién tiene la razón? Dios lo sabe y el que haya querido tomar en cuenta las opiniones de las personas para las que fueron llamados a servir, bienvenidos sean, si no, no dudaré de sus buenos argumentos aunque me parece que la Iglesia y el sentido común han hablado de la conveniencia de su uso generalizado por siglos comprobada, pero en fin, no tengo por qué juzgar yo a nadie: Dios sabe leer las razones y sin razones de cada cual, y no quiero que mi soberbia en el mío lo ofenda nunca más, aunque es imposible, todos pecamos y siempre hay soberbia.

A todos los que participaron con su opinión valiosa, GRACIAS, y demos vuelta la hoja.

Aeronauta dijo...

NO ENCONTRARÁN EL ENLACE DEL PADRE "PATITO" ¡qué suerte he tenido de conocer su nombre! ¡Bendito sea!

Aeronauta dijo...

Una aclaración: por algún motivo,el post que hablaba del padre "Patito" lo sacaron de circulación. Me alegro de haberlo sacado de su humilde anonimato.
Saludos amigos.