01 junio, 2006

El hábito ¿hace al monje?

Debí ir a una sesión larga de dentista y me citó esta vez en el centro de Santiago de Chile adonde no suelo ir, pero es bello, interesante y cargado de historia y _como ya eran las doce_ pasé a Misa a la iglesia de los agustinos que está recién reparada y restaurada en plena calle Estado . Siempre me es grato pasar a alguna misa en lugares que no frecuento: me universaliza mi Iglesia y se acaba la rutina indeseable pero posible hasta para lo más santo.


Iglesia de San Agustín, Santiago de Chile


Bueno, cuando me puse el la fila para comulgar y vi venir por detrás un sacerdote ¡viejito-viejito! arrastrando sus pies y con una enfermera al lado que lo ayudaba a levantarse y caminar. Él, metido en lo suyo, piadosamente, humilde y rodeado de una atmósfera que daban ganas de tomarle las manos y besárselas.

¿Cuántas veces habrán consagrado las especies de pan y vino trayendo al propio Dios hasta nosotros por medio de su ministerio sacerdotal?
¿Cuántos bautismos habrá dado?
¿Cuántas señales de la cruz perdonando, o bendiciéndo?
¿Cuántos golpes pidiendo perdón por sus propias faltas: _por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa_ ?

En fin, me ha hecho pensar mucho como hace tiempo lo vengo rumiando, pues sacerdotes así, gastados dándole al Señor su vida entera, prestándole sus palabras, sus pies, sus manos no salen en los diarios, ¡nadie habla de ellos! pero de vez en cuando uno queda conmovida por tener la suerte de encontrarlos cuando no lo espera.

¿Que cómo supe que era sacerdote? Muy sencillo: andaba vestido como tal, no había confusión posible, tenía su sotana vieja y algo corta, y una usada estola de seda _pasada de moda_ colocada en el cuello proclamaban de lejos su condición. Realmente daba gusto verlo tan bien en su traje, con la dignidad de su ministerio y no le interesaba esconderlo, cualquiera por la calle podría pararlo y pedirle servicios tan exclusivos como confortar un enfermo, una confesión apresurada para no perder alguna gracia del momento, una medallita, un consuelo que sólo personas elegidas y fieles pueden dar.

Yo sé que hay muchos religiosos, hombres y mujeres, que con buena intención, pero bastante equivocados a mi juicio, evitan demostrar su estado de consagrados y es lamentable que lo crean así. El pueblo fiel del que formo parte necesitamos ver la presencia de esas personas que, aunque fallen como nosotros, dan testimonio con su vida que Dios pide cosas especiales dentro de los bautizados a algunos que ha "llamado por su nombre" y les ha dicho uno por uno "tu eres mío" y ellos han respondido siendo generosos y diciendo que sí.

Lo más difícil ya está hecho: ¡FIAT! ¿por qué luego se disimula, aunque sea por alguna "buena razón", de que Cristo que los llamó a servir a sus hermanos? Y, ¿cómo se nos va a servir si lo ignoramos?

¡Por favor, hermanos consagrados, nos hace tanta falta verlos en representación de Dios por nuestras calles y caminos! ¡Muéstrense! las personas estamos ansiosas de no sentirnos solos en esta hora oscura en que cualquiera blasfema, opina o insulta ante muchos malos ejemplos, y los buenos no están disponibles por pasar como cualquiera de nosotros y tenemos necesidad de que sean diferentes....siendo iguales.



37 comentarios:

Eleder dijo...

Muy cierto. Con lo duro que se puede hacer a veces simplemente pasear por nuestras calles, ver a un sacerdote o una monja con sus hábitos es un verdadero soplo de aire fresco.

Aeronauta dijo...

Hermana Jo, yo sé que vienes. Hoy te he tenido MUY presente pues me gusta que uses con amor tu hábito de monja. No te hará más monja, pero nosotros lo sabremos, y haces mucho bien sólo de presencia, gracias.

Patoace dijo...

Muy cierto, aeronauta ¡Cuánto amor acumulado hay en esas manos!
En cuanto a lo de las sotanas, hace un tiempo yo hacía la misma petición, aunque por otras razones, aquí.

marcos rodriguez dijo...

Cuando lei dentista me sentì aludido jejeje.
Estoy convencido que la respuesta a la pregunta que dejas es "NO", y respondo con un aforismo:
"No todo lo que brilla es oro".
El viejito, pues testimonio de de fè y entrega a lo mas grande que hay, "DIOS PADRE".
Un saludo y un placer.
PD: Teni usted razòn con respecto a sus amigos, muy buenas sus bitacoras, lei Varias.

Aeronauta dijo...

Me parecía que quedó clara mi posición con mi entrada, pero con el comentario de Marcos ya no estoy muy segura de mi claridad expositora, pues yo creo que si bien no hace al monje, sí hace una enorme diferencia para el fiel de a pie que necesita ver el testimonio de su atuendo que lo señala como alguien especial por su vocación, y, dicho sea de paso, lo protege ellos mismos de equívocas situaciones, porque queda claro para los demás que esa persona no está disponible en el mercado casamentero, por ejemplo, que su persona es doblemente sagrada por sus votos, establecidos al usar su hábito, sotana, u otros signos que lo destaquen así. Nadie podrá aducir engaño en ese tema al menos. En resumen, aparte de lo dicho en mi entrada, también es prudente usarlo, creo yo.

A Patoace y Eleder, gracias por sus comentarios que siempre me alegran por lo muy de acuerdo que suelo estar con sus puntos de vista; y sí, Marcos, los links a otras bitácoras acá son muy buenos :) los visito mucho.

La hormiguita dijo...

Es muy interesante esta entrada. Pienso que el hábito de los sacerdotes representa eso que anotas, estar fuera del determinadas cuestiones terrenales, entre ellas, la ostentación y la vanidad. De este modo, el hábito también representa humildad. Es al menos mi impresión.
Saludos.

Aeronauta dijo...

Gracias, Hormiguita, gracias por lo de la ostentación y vanidad, vale.

Ellos deben cuidarse más bien de la soberbia intelectual: de buscar la "fama espiritual" ¡peor que otras plagas! Si son fieles y buenos, y los hay por montones, casi no los conocemos por su humildad, pero serán santos en alguna grande, mediana o pequeña medida: _el 100% el 60% ó el 30% de la prábola de los talentos_ e influirán como jamás han pensado en la Iglesia por la comunión de los santos del Cuerpo Místico, que es lo que se busca al vivir lo mejor posible la fe ¿no?

En fin, el hábito no hace al monje ¡qué duda cabe! pero ¡hay que ver como LOS ayuda y nos ayudan! La Iglesia multisecular lo sabe bien, ¿por qué no oírla?

hna josefina dijo...

Aeronauta, ¡muchas gracias!.
En realidad, pensaba ponerte sólo eso al leer la entrada. Después vienen todos los comentarios, y también tu agregado para mí...
En fin, creo mucho en la útima frase tuya en negrita del comentario anterior: "¡hay que ver cómo LOS ayuda y nos ayudan!"
Vuelvo a decirte, lo del principio, ¡Muchas gracias!

hna josefina dijo...

Patoace, el link que ponés no me permite entrar a nada... ¿está bien?

Aeronauta dijo...

Hermana: el link a Patoacae de "Es justo y necesario" funciona bien, lo que pasa es que bitácoras se ha caído otra vez, intenta más tarde ;)

hna josefina dijo...

¡Gracias! yo siempre la misma, que necesito ayuda... pero si no pregunto, me voy sin entrar. Ya lo logré. De nuevo, ¡gracias!

Aeronauta dijo...

jejeje....¡para servirte!
Un beso :)

hna josefina dijo...

Una pregunta: ¿El curita de la foto, es el de "fumata blanca y carrerón"?

marcos dijo...

No debes dudar pues sòlo respondì a una pregunta que dejas planteada, en cuanto al penetitente que describes tambien te comente, y no me alejo de tu descripciòn , pues es testimonio de fè el llegar al altar devino con las pocas fuerzas que le quedan.
Ahora, si voy a la raiz de la pregunta, no creo que se puedada dudar que por el sòlo hecho de colgrase un habito, no quiere decir que sea un verdadero vicario de cristo ya que quien se lo cuelga es hombre de carne y sabes como es la carne, la verdad no pensè ni fuè mi intencion sembrar semillas de duda en usted , pues su mensaje llega con mucha claridad, tal vez sea yo quien entiende màl.
Un saludo cordual para usted y sus comentantes.

Cristián Ahumada dijo...

Un cura amigo completaba la frase que has puesto diciendo: "pero lo distingue de lejos".

manugar dijo...

Hola: No sé tu nombre, pero quiero manifestar mi agrado de coincidir, en
algunos aspectos, con tu modo de pensar. Me refiero al hecho de tener
presente la finitud de la vida en el mundo manifestado, lo cual no es tan
claro para la mayoría de los seres humanos. La sola convicción que una
persona tenga de que hay un Ser superior creador del universo, hace de esa
persona un ser excepcional. Saludos.
Manuel

Aeronauta dijo...

MARCOS : Creo que estamos de acuerdo: NO hace al monje, pero ayuda y evidentemente que sólo la sotana no garantiza la santidad ni el buen comportamiento, pues somos todos de la misma pasta, hijos de Adán y Eva, pecadores, pero el que tenga la valentía de mostrarse y "distinguirse desde lejos" _como dice Cristián_ ya está indicando una gran diferencia: está consciente de su llamado y lo proclama para ayudarnos también con su testimonio por calles y avenidas y podemos tratarlo como corresponde, con gratitud, respeto y delicadeza especiales.

Creo que ya estoy siendo redundante, perdón.

Saludos, amigo.

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

Acabo de tener una conversación muy parecida a ésta con mi guía espiritual, el p. Rafael Aguayo, S. I. Yo opino como ustedes: creo que la ropa clerical es importante en el mundo secularizado moderno y que puede representar una forma sencilla de espiritualidad interior (para quien lo viste), así como ayuda para quienes lo contemplan.

Sin embargo, no podemos negar que dentro de nuestra maravillosa Iglesia universal, no todos piensan así, y por razones importantes. Los jesuitas en Latinoamérica, por ejemplo, han comprobado que en la práctica la ropa sacerdotal no es lo más recomendable y que inhibe a mucha gente en las distintas labores de evangelización y humanitarias que realizan. Para la espiritualidad ignaciana moderna (aunque no es general), no sólo 'el hábito no hace al monje': él ser monje se lleva en el espíritu, de la misma forma que el 'monasterio' y el 'claustro' son el mundo entero.

No me acaban de convencer, pero no me importa por el momento. Si es que, Dios mediante, llego a concluir mi proceso de formación jesuítica y soy ordenado, dentro de doce años, entonces me preocuparé por qué visto...

¡Saludos!

Aeronauta dijo...

A Ululatus sapiens : Ojalá lo llegues a usar; Todos los comentaristas de este post _salvo Eleder que es español_ somos de este lado del "Charco" y ya ves, ¡clamamos por lo repetido acá sobre las bondades del uso de sus distintivos eclesiásticos!

Saludos

hna josefina dijo...

Soy de espiritualidad ignaciana, y latinoamericana; y aunque en mi congregación ya lo usan muy pocas, con ese argumento, los laicos en general lo reclaman. Y los jesuitas aquí muchos usan (no sotana) alza-cuello casi siempre.

hna josefina dijo...

Aeronauta. Estoy haciendo dos cosas al mismo tiempo. Chateando con una hermana que vive lejos y escribiéndo el comentario a tu post. Como sos moderador, por favor mirá vos si lo ponés o no. Gracias!

marcos dijo...

con gratitud, respeto y delicadeza especiales , al monje y al pròjimo.

El habito si los distingue , y son un oceano de sabiduria.

Confrontarnos en ojos y corazon de otros es uno de los caminos que encontrè para hacerme de reposo.
Saludos

Semilla dijo...

Hola amiga: Que interesante todo esto!!! Y ya que más decir, si se ha dicho todo... Repetiré con mis palabras (y mucho respeto): El habito no hace al monje, pero lo distingue y "nos da paz"... yo he visto sacerdotes que usan solo... la cosita blanca en el cuello (es una buena opción cuando se necesita más comodidad para actuar)... ¿las religiosas tienen algun signo para distinguirlas cuando van sin habito? si es así me gustaría saber ¿cual es?, y si no es así.... creo que debería existir.. bueno ya me alargue mucho Cariños ;D

Semilla dijo...

Amiga, Que tema tan interesante! Yo estoy de acuerdo con tigo... Con todo el respeto del mundo... yo creo que el habito no hace al monje pero, lo distingue de los demas y al verlo "nos da paz" y la seguridad de que podemos recurrir a él o ella. Me parece super valido que algunas veces no se puede usar (por comodidad)toda esa ropa... pero es fácil distinguir a un sacerdote aunque solo use... la cosita blanca en el cuello (perdón no recuerdo como se llama)...Ahora me asalta una duda ¿Las religiosas tienen algun signo que las distinga cuando no usan habito?... sería super bueno que se hiciera más conocido ese signo... si existe... Te agradezco este tema tan interesante, leí todos los comentarios...Que suerte tenemos de conocernos a traves de este medio!! Cariños ;D

hna josefina dijo...

Semilla, sí: llevan el distintivo de su congregación; que puede ser una medalla, una cruz o a veces algún escudito o broche. Para los que conocemos los distintivos es más fácil, pero para el común de la gente creo que no queda muy claro, porque -por lo menos en la argentina- muchísimas personas tienen cruces o medallas colgadas (no sé si en otros países quedará más claro). Para mí esa es la pena. Si hubiese algo parecido al cuellito de los curas, sería más visible.

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

Pues los jesuitas de la Provincia mexicana no usan, jamás, ropa clerical. Tienen sus razones, y muy válidas.

¿Está bien?, ¿es efectivo? No lo sé. Una vez que esté dentro, ya me enteraré; a lo mejor me convencen.

Carito dijo...

Mi querida amiga, es cierto aquí solo los legionarios de cristo usan su traje de sacerdotes.
y sobre los sacerdotes viejitos es una pena, trabajan tanto...yo conozco la historia de uno que lo llamaron a retiro y los dejan en asilos para padres, un lugar muy pobre con un par de enfermeras y la ayuda de las maravillosas hermanas, lo triste es que enfermo de cancer, y ninguno de sus parroquianos lo visito, un doctor maravilloso lo trato le dio remedios todo sin cobrar, cuando el padre fue a darle la extremaución, murmuro "como es posible, dejarlo solo tanta gente que el ayudo y los ingratos desaparecen"...y el padre enfermo le dijo noooo...no es así, y comenzo a llorar, el medico le pregunto si tenia dolor y él dijo "no no es eso es de alegria, por que ahora comienza la fiesta"..y murio con una sonrisa.
Lindo no??...los padre no tienen hijos para que los cuiden y muchas veces la vida que lleban es estresante, son desechables?..como todo en este tiempo parece que si.

Aeronauta dijo...

Carito querida: ¡que bueno saber de ti! pero quiero aportar algo: yo conozco, aparte de los legionarios que usan sus atuendos eclesiásticos a los del Verbum Dei, los del Opus Dei, Lumen Dei, los del Verbo Encarnado, etc, y algunos diocesanos _muchos_ pero sólo alza cuello algunos, pero ¿dudas sobre su estado religioso? ¡No les dejan espacios! son consagrados y por lo tanto, especiales y lo dejan claro. Uno conoce casos muy lamentables en que ha habido confusiones con resultados adversos o complicados, pero la ola esa creo que va pasando: ha sido una moda que ha dejado pérdidas, sumando y restando, creo.

Casos como el de tu anciano sacerdote abandonado y solo hay muchos, y también es responsabilidad nuestra evitarlo, pero que se han ganado el cielo ¡así es! pero qué lamentable para los que los hemos dejado como trastos después de una vida de servicio a la Iglesia.

Saludos

hlp dijo...

Puse el comentario que sigue en el sitio de Caracas y Dios, y ahora lo pongo aqui que es donde está la discusión.

----------------------------

Lo del hábito supongo que depende de la realidad y el contexto. Mi formador me decia que en la Guajira, mucha gente agradecia que el cura usara su ropa de cura. Aunque el confesaba que el calor era inaguantable.

Justo ayer celebrabamos que unos amigos terminan una experiencia de comunidad desde donde sirvieron a los excluidos y desprotegidos, en sinergia con la parroquia y otras comunidades. Fue conmovedor ver alli la gente que sabia lo que hacian. Ver también gente con que ellos han compartido, que estan tratando con grandes avances de desconectarse de las drogas, etc.

La celebración la hizo el parroco. Estaba en jean y una franela (1). Mas sencillo que todo el mundo, que ya todos estabamos sencillitos. Como va tan poca gente en general a esa super iglesia, por altar se usa una mesa cerca de la entrada (2). Se ponen los bancos en semi circulo. Bueno, no es tan poca gente. Los domingos son unos 30. Pero mejor los 30 alli cerca, intimos, que en la distancia imponente del altar. Ni siquiera comenzo por la señal de la cruz (3). No hubo acto de contricion (4) o yo no me di cuenta. En la homilia dijo tres cosas y recordo que en esa comunidad suelen compartirla (5). He ido en ocasiones y casi siempre hablan un par de señoras, que podrian ser religiosas sin hábito (6). Combinan comentarios y peticiones. Destaca también otra señora que debe estar un poco enferma mentalmente, porque lo que dice no tiene mucho sentido, pero entre lineas pide por la gente, por los enfermos, etc.

Una chica comentaba que ahi son en algun sentido como esa primera comunidad idilica perfecta que nunca existio. Que si hacia falta algo, todos respondia, si habia que acoger a alguien, siempre se podia. Que con sus peros, ellos estaban alli, se ayudaban unos a otros, sobre todo a servir a los demás.

Pero claro, los numeritos de arriba, del 1 al 6, son cosas o sospechosas de heterodoxia, o fuera de la liturgia romana. Sobre algunos de esos puntos ha habido instrucciones claras de no hacerlo de esa manera (la homilia por ejemplo).

Sin embargo, en este contexto en particular. En ese misa donde de verdad llegan los mas pobres. Los inmigrantes, los drogadictos, etc se sienten acogidos. En esa misa, yo prefiero las cosas asi. En mi barrio, donde la liturgia se cumple rigurosamente, tambien hay drogadictos pero no van a misa. Los inmigrantes que van son los que ya tenian costumbre de ir.

Entonces, yo prefiero cambiar las formas y que las misas sean más evangelicas. Estoy de acuerdo con que hay que cuidar la comunion. Pero en diferentes contextos funcionan diferentes cosas, y quizas aquel cura que mencionas deba seguir usando su sotana. Pero este de esta parroquia (que no nombro para evitar lios), que siga asi, que se nota el evangelio en la cara de la gente de la comunidad que el acompaña.

PD: Cuando dije que el cura celebro en jean y franela, quise decir que nisiquiera tenia la estola puesta. De hecho, antes de que se levantara de uno de los bancos para comenzar la eucaristica, no podia decir que fuera el cura.

--------------------

Luego de leer los comentarios aqui, coincido con Ululatus. Deberia haber flexibilidad. Alguna gente reclama, es verdad, pero se parece al reclamo que escuche una vez de que cambiaron el texto en castellano de las respuestas a los salmos, porque habia mucha gente que se los sabia (!!). Si hay que ir cambiando se cambia. Las prioridades deben ser los pobres y los jovenes.

un saludo

Anónimo dijo...

Respecto al uso del hábito y/o la sotana. El Concilio Vaticano II hizo mucho bien a la Iglesia, pero también produjo "frutos amargos" y uno de estos frutos amargos es el abandono de los hábitos y sotanas por los sacerdotes y religiosos. ¡Qué lástima! Se han dado muchos argumentos, algunos válidos y otros no...que el hábito los aleja de la gente común...falso. La gente común como yo e infinidad de otros, católicos y ateos, nos sentimos atraídos por el hábito porque es un símbolo de la presencia de Dios en nuestra sociedad. Sacerdotes de civil solo aumentan la laicización de la sociedad. Se piden más vocaciones y se ora por ellas, pero vocaciones para qué si los símbolos de consagración ya no existen, ser cura hoy es ser igual a cualquiera...monjas de civil, no son más que señoritas solteronas. Sin hábitos han dejado de ser "sacramentales". Juan Pablo II jamás se sacó su sotana..."para acercarse a la gente común..." al contrario, su sotana fue parte importante de su imágen de santo del siglo XX. ¿Acaso los jóvenes lo rechazaron por tener sotana? ¿Acaso no fuimos atraidos hace él como por un imán? Su signo fue providencial...lástima que en Chile los curas y monjas lo único que piensen en ser cada vez más civiles...antes actuaban por su sola presencia...los militares y marinos, ¿acaso para acercarse al pueblo se han despojado de su uniforme? al contrario lo lucen con orgullo como símbolo de consagración a la Patria y la Patria los aplaude por ello. Las huestes del Señor, en cambio, se avergüenzan de vestir el uniforme que Dios les dio.Cada vez que veo en la calle una monjita con su hábito, un sacerdote con su sotana o un religioso con algunos de los hermosos hábitos antiguos, elevó al Señor un plegaria. Cariñosamente. Un laico chileno que alguna vez quiso ser sacerdote.

Anónimo dijo...

Saludos. Quizás es tarde para comentar, pero igual lo hago. Dentro de un mes me ordeno sacerdote si Dios lo permite. Vivo en una ciudad con muchísimo calor y la cuestión de la ropa clerical es discutida. En la actualidad uso la ropa clerical en ocasiones solemnes. Pero creo que el signo es siempre importante... Todos necesitamos ver que no estamos solos y que los consagrados no somos una especie en extinción... sólo hemos desarrollado camuflaje, para bien o para mal.

Aeronauta dijo...

Nunca es tarde, amigo anonimo, pues se sigue visitando este post y es buen tema por lo visto.

Gracias a Dios por las vocaciones que siguen llegando a la Iglesia. Rezo por que haya muchas, pero ademas, SANTAS vocaciones, y para esa segunda y la mas larga parte del llamado, cuenten con mis plegarias. Tambien tengo un hijo preparandose para serlo dentro de unos tres annos mas, con el favor de Dios, que los ha convocado por su nombre, uno por uno.

Entrando en el tema, creo que el calor nunca ha sido motivo grave para dejar las ropas eclesiales. Menos hoy dia! tenemos telas ligeras, se puede usar manga corta como cualquier vecino y alzacuello poco ajustado ademas de colores claros. No, la verdad es que no me convence ese argumento, pues si de eso se tratara los expertos en calores como son los habitantes del Africa Sahariana, por ejemplo, jamas usarian ropajes como esas tunicas largas (semejantes a una sotana si lo piensas) justamente para paliar el calor excesivo.

Por ultimo, esta el tema de la mortificacion por amor, tan fecunda. Que mejor que ofrecer algo asi para desagraviar por tanta ofensa y para que la Palabra de Dios sea incisiva y eficaz? Si no lo has considerado, piensa en las monjas carmelitas en todos los tiempos, calores de Espanna y ellas cubiertas sin mostrar ni la cara como en tiempos de las fundaciones de Santa Teresa, que no escatimo este tipo de mortificacion y ya ves cuanta fecundidad.

Animo, amigo, hacen tanto bien con ese sacrificio y los libra de tantos peligros, de paso.

Que el Sennor te ha e-le-gi-do desde antes de creacion del mundo te llene de bendiciones.

Aeronauta dijo...

CAMUFLAJE exacta expresion, y para que si es el honor mas grande?

josecita dijo...

Bueno... en mi comunidad los religiosos (Agustinos)no usan el habito a no ser que sea día domingo en caso de los frailes y para la celebración de la eucaristia en el caso de los sacerdotes. Pero a pesar de so no noto que a la gente les preocupe eso,porque la relación de todos ellos con la cominudad es muy cercana y a mi en particular, como joven, me gusta eso porque me es más facil acercarmea ellos y verlos como amigos, porque apesar de que el habito es su distintivode servidores de Dios, tambien pone una cierta distancia entre ellos y la gente. Es por eso que para mi es mucho más facil conversar con un sacerdote sin habito y de hecho tambien me he acercado más a la iglesia sintiendome cada vez más a gusto en ella y participando activamente en la actividad misionera.
saludos a todos.

Aeronauta dijo...

Jocesita: Despues de todo lo dicho hasta aca, amiga, con todo respeto, creo que queda claro que ese punto de vista lo creen los consagrados mas que el pueblo fiel.

Gente corriente hay por todos lados, gente consagrada no: son especiales por la eleccion que de Uds. ha hecho el Sennor del cielo y de la tierra, y Uds. han aceptado, y eso lo tomamos muy en cuenta por el testimonio que representa.
No lo desestimes, querida amiga, y que Dios te pague el sacrificio que representa hacerse visible en un mundo en el que entregarle la vida a El es un escandalo.

Anónimo dijo...

La hermana Josecita, dice: "porque la relación de todos ellos con la cominudad es muy cercana y a mi en particular, como joven, me gusta eso porque me es más facil acercarmea ellos y verlos como amigos, porque apesar de que el habito es su distintivode servidores de Dios, tambien pone una cierta distancia entre ellos y la gente" y yo me pregunto qué necesidad habrá de ser AMIGA de los sacerdotes, si del que hay que ser muy amigos es del Señor Jesús. Una cosa, creo, es tirar para el mismo lado y recuerdo eso de "todo reino dividido contra sí será desolado, etc" pero basta con que los sacerdotes,religiosas y laicos hagamos lo que está previsto ·mirándolo a Él" ¡y listo! sólo una cosa es necesaria, ¿o no?
Si para trabajar en la viña del Señor con gusto hay que vestirse de paisano para sentir amistad y estar a gusto ¡estamos fritos!
Es una modesta opinion "de base". Bendiciones a todos.

Aeronauta dijo...

¡Averigüé cómo se llama el sacerdote que me ha enternecido y provocó este post! ¡Es el padre Patito! mil veces bendito sea. Lo dicen acá, en un nuevo blog Priorato de Sión Uc