04 septiembre, 2006

Cuando los hijos se van

Comienzan a irse cuando nacen: son prestados, y es verdad. Uno se aferra a ellos pues ha puesto su mejor esfuerzo, saber y entender, pero no siempre lo comprenden asi. Y hay que ver que duele...¡cómo duele, Dios mío! debe ser parte de la paternidad el dolor de verlos partir lejos, físcamente o por ideas que fracturan y separan, y muchas veces, por incomprensión insuperable y, a veces, mala voluntad de una o ambas partes. Puede ser todo junto y muchas veces sin querer, y causando penas inclusive con la buena intención que uno le pone a esa relación.

Es la vida, que le vamos a hacer. Lo más triste en el concepto de los padres, que es mi punto de observación, es que las creencias, decisiones, opiniones, etc. de los hijos pueden llevarlos al desastre ante nuestros atónitos ojos y sin tener ni el permiso para intervenir poniendo el freno de emergencia que pondríamos si fuera el auto el que se despeñara, pues estamos desautorizados muchas veces, por ellos mismos y en forma explícita.

A mi en lo personal no se me despeña nadie, pero no todos pensamos en bloque y eso es sano, obvio, pero hay cosas que me hacen sentir lo que digo. ¡Cómo decirles que la vida pasa rápido y no hay tiempo que perder en muchos temas!

Los hijos se van. Se van desde que los engendramos, y los educamos para que lo hagan bien, usando su libertad, pero duele, y quisieramos desde ejercerla por ellos para evitarles golpes hasta abrirles los ojos, pero no hay caso, cada uno es cada cual y tiene sus "cadaunadas".
Yo sólo rezo, y mucho.




Señor, que has hecho el cielo y la tierra y cuanto existe, incluyendo mi familia y mis hijos:
Yo no tengo el poder de cohartar la libertad con que Tú, en tu infinita sabiduría, los has dotado, pero tengo el poder de pedirte que hagas lo que yo no puedo. Guíalos uno por uno por el camino del bien: que te conozcan, que te amen y que te sirvan, como Tú quieres ser servido por ellos, criaturas tuyas igualmente que yo. Descúbreles tus designios para ellos, pues mi corazón me traiciona, y podría errar .
AMÉN

***
El otro lado de la medalla:
De mi amiga Estarjo, de España

8 comentarios:

Semilla dijo...

Se me puso la piel de gallina... debe ser muy difícil... Ser mamá es una GRAN responsabilidad, uno de los desafíos más grandes de la vida y una forma de acercarnos al Cielo también ¿no? Con todos los sacrificios que se está dispuesto a hacer por esas pequeñas almitas... Todo dispuesto por El, para el camino a la Santidad.

Aeronauta dijo...

Así es, Semilla, "nuestras sombras son muy largas" y luego, cuando nos vayamos de este mundo, seguiremos cosechando lo bueno o lo malo que ellas proyectan.

estarjo dijo...

como hija que se va, te diré que hay muchas cosas que se quedan, cosas que nunca habia pensado que iba a aplicar en mi vida y que ahora que me independizo valoro más. Los padres, con vuestro ejemplo haceis mucho más, se nos quedan más cosas de lo que pensais. El problema es que igual tardamos en darnos cuenta, que nos cuesta asimilar que podeis tener razon. E incluso aunque en algunas ocasiones los puntos de vista sean diferentes, el ejemplo de unos padres se mantiene siempre.

Aeronauta dijo...

Gracias, Estarjo, la verdad es que es lo que yo he experimentado en mi vida. Mientras mayor me hago, veo todo desde el "otro lado de la mesa" y, sí, uno se da cuenta que ha ido atesorando cosas de los padres que no era consciente de llevar consigo.

El problema es que muchas veces cuando uno abre los ojos, si es que los abriera, puede ser tarde; para una maternidad/paternidad, por ejemplo, o una opción política, ¡o qué sé yo! cada vida es un mundo
Para lo que nunca es tarde es para una conversión.
****
Otra cosa: he propuesto tu blog en ConoZe.com que reúne blogs como los nuestros. Saludos.

Aeronauta dijo...

Semilla también he propuesto tu blog en ConoZe.com que reúne blogs como los nuestros.
Ellos se reservan el derecho a elegir de acuerdo a su línea editorial. Es MUY buen sitio :)
Saludos.

estarjo dijo...

gracias por vuestra recomendacion, espero que mi blog sirva de ayuda a mas gente. Alguien dijo que habia que santificar todos los trabajos y situaciones, y la red entra en "trabajos y situaciones".
Aeronauta: habia pensado algun dia escribir un articulo como el tuyo, pero desde la postura de una hija. Lo haré en breve. Pero los padres siempre sois una referencia, la gran referencia, aunque haya cosas que no se compartan, sois el gran ejemplo.

Aeronauta dijo...

Me gustará leerte.
Yo también soy hija y madre a la vez :) Soy miope e hipermétrope simultáneamente, jejeje

estarjo dijo...

pero seguro que sabes usar las gafas adecuadas para cada momento ;)