18 diciembre, 2005

¿Ateos? ¿Agnósticos?

Hernán en su blog "Esperado Nacer" habla de un ateo que no se cierra a la verdad de la coherencia de los católicos; Esa persona será atea, pero es honesta. ¡Bien! pero mi problema es que no creo en los ateos que se declaran tales.

Un verdadero ateo ni se molestaría en pensar en el tema por lo que nos son perfectamente desconocidos y si los llegamos a descubrir es porque les preguntamos por su posición sobre religión o algo tan indiscreto como eso, y seguramente tendrían un bostezo y una pereza por pensar algo que les sonaría a cuento de Papá Noel o la cigüeña que trae a los niños que nacen.
Un buen ejemplo lo da Frosard en "Dios existe, yo me lo encontré".

Todos los "ateos" que conozco y que se manifiestan sin Dios se lo pasan buscando argumentos o haciendo declaraciones que legitimen, validen, o qué se yo, su postura. En todo caso, ¿tranquilos? ¡no lo creo! pues necesitan reafirmarse en su no creencia.

Tengo un cuñado muy buena persona que cada dos días venga o no al caso, saca a colación que él es ateo, pues fue marxista cuando se usaba. Ahora que está demodé la lucha de clases, como no sea bajo capa de socialismo renovado, sólo se quedó con lo del ateísmo, tan pasado de moda como Marx y compañía en estado puro, que ya sabemos y experimentamos la corriente gramciana del asunto por todos lados, basta conocer un poco su filosofía para darse cuenta.


El marido de mi hermana, es ateo hasta que le pasan cosas límites, como aquella vez en que a pesar ser viajero frecuentísimo de viajes por todo el mundo y estar a costumbrado a turbulencias que asustarían a otros pero no a él, tuvo un vuelo tan atroz de complicado y un aterrizaje en condiciones tan extremas que en sus propias palabras --que se las oí personalmente-- decía que lo único que se le ocurría decir era: "¡Ay, Dios mío!; ¡ay, Dios mío!"

Otra cosa más de moda y que da un aura de modernidad y pertenecer a grupos liberales y "pensantes", independientes de toda autoridad aunque no se hicieran solos ni manejen ni su vida ni su propia muerte, es declararse agnósticos. Te da un cierto prestigio y te deja bien parado ante cualquier contingencia: Si Dios existe, no lo negué del todo; si no existe, no quedo mal con los que deseo que me respeten en estos planos humanos.

La cosa es que para que el Hijo del Hombre nos reconozca ante su Padre, debemos reconocerlo ante los hombres, y eso los ateos y agnósticos no lo hacen voluntariamente: sí en forma involuntaria, al estar TAN pendientes de negarlo de palabra u obras.

Mi pensamiento personal, mi convicción, es que son personas que necesitan ser coherentes, pues son muy inteligentes en general, pero tener que VIVIR la coherencia que exige ser cristiano y más encima contra la corriente en boga es lo que no se soporta: "¡Duras son estas palabras!" ya le dijeron a Jesús en Cafarnaúm (San Juan, 6,60) y se fueron. Igual ahora.

Hoy hay que ser "libre" a todo trance, aunque no puedan explicar ni la gravedad que los mantiene en el suelo y es una LEY para todos como hay otras leyes que nos atañen igualmente, lo queramos ver o no.


19 comentarios:

Apostolcarlos dijo...

Mil gracias por visitarme y ponerme entre los blogs de enlaces amigos.
Carlos

Aeronauta dijo...

Gracias a tí. Yo trato de visitar y comentar un poco lo que leo de mis amigos blogeros, pues es necesaria una retro-alimentación también.

Si llegara alguno por casualidad y que podría beneficiarse de lo que hablamos acá,
¿qué impresión se lleva del desierto que encuentra?

Jack Celliers dijo...

Bueno, mi impresión - ya que lo pregunta y si importa - es que este post es curioso.

Es muy cierto lo que aquí se dice: los ateos militantes buscamos argumentos que legitimen, validen, aclaren. No estamos nada tranquilos, y es que no buscamos estarlo: el servicio a la verdad es más importante que nuestra tranquilidad personal y la verdad nunca es un asunto sencillo.

Entre las diferentes "modas" mencionadas en el post, me permito recordar que ser ateo y marxista no es un buen negocio precisamente ahora, y lo ha sido mucho menos en épocas no tan lejanas.

Me declaro ateo y marxista con la misma naturalidad (y ciertamente menos insistencia) con la que Ud. se declara católico en este blog, sin ir más lejos.

Un saludo cordial.

Jack Celliers dijo...

PD: Perdon, católicA. Había visto el género, pero los errores de tipeo son plaga. Como los otros.

hna josefina dijo...

No coincido con vos. He conocido ateos que lo eran porque no tenían, realmente, Fe. Les hubiera encantado creer, pero no podían, sencillamente porque no tenían Fe. La Fe es un don... a veces no se ha recibido el don... virtud teologal.
Ya Dios sabe cuándo le dará es don. Y también está el aceptarlo o no... pero si todavía no te lo dieron...
Hay ateos de una honestidad total. A veces mucha mayor que los que tenemos Fe.

apostolcarlos dijo...

BRavo Jack por la sinceridad!!! Me encantaría que los marxistas de mi país fueran sinceros como tu, en estos momentos escribo varios posts sobre el asunto de si un marxista (en el caso de mi país un chavizta) puede ser cristiano. Tú has respondido bien: un marxista es ateo más nada, y por tanto cristiano ni de broma. Entonces Jack te esperamos para que entres en el equipo de los hombres de buena voluntad. Creo que mejor queda que digas que eres agnóstico. Saludos

Aeronauta dijo...

¡Hernmana Jo! ¡Apareció, que bueno! Saludos.

Paso a comentar los comentarios :)

Yo sé de personas que se dicen ateos por rechazar la fe: personas que tenían vocación, por ejemplo, y no siguieron y bueno, no es que no tuvieran fe, algo les pasó por el camino y se fueron, generalmente con mucho dolor para ellos y para la Iglesia, pues algunos se han ido con escándalo, pero son los menos.

Yo respeto a todos, pero a los que son militantes ateos me cuesta creerles. Yo no creo en Khali y no me tomo ni un minuto en discutir ni desmentir ¡ni menos atacar su religión! pero pasa que en casi todo occidente no hay día que no haya colunmistas en diarios, radios, TV, etc, que por pasiva o activa y bajo capa de irreligiosidad al menos, nos persigan odiosamente y con muchas "inexactitudes", por decirlo suave. Nuestro amado Benedicto XVI lo sabe muy bien, y mientras más santo e influyente, más sabrán de lo que hablo.

En eso comprendo perfectamente a Jack Celliers el ateo del comentario anterior en que no es nada cómodo no estar en la cresta de la ola de las mayorías y además para nosotros es imposible no seguir a Cristo con toda su exigencia: el "cristianismo light" no existe, pero sí nos ha prometido un yugo suave y una carga ligera compartida con él.

En relación al don de la fe teologal, sí, nadie lo niega, tampoco Dios, a nadie, pero obviamente no es igual para todos, de ahí que diga el propio Señor que "Este servidor conocía la voluntad de su patrón; si no ha cumplido las órdenes de su patrón y no ha preparado nada, recibirá un severo castigo. [48]. En cambio, si es otro que hizo sin saber algo que merece azotes, recibirá menos golpes. Al que se le ha dado mucho, se le exigirá mucho; y cuanto más se le haya confiado, tanto más se le pedirá cuentas." (San Lucas 12, 47-48) Conociendo la justicia de Nuestro Señor ¡y su Misericordia! no me cabe la menor duda--¡pero ni la menor!--de que al que le cueste creer sólo se le pedirá la búsqueda sincera de la Verdad y puede ser que aunque a tientas esa sea su exigencia y eso se le pedirá, en cambio, no hay casi día en que no piense con "temor y temblor" en tanto que se me hadado al conocerlo y tener la gracia de aceptarlo, que, dicho sea de paso, no siempre ha sido así para mí: soy una conversa y sé el tesoro que tengo en mi vaso de barro propio, pues no siempre lo he llevado conmigo y ese es uno de los motivos para iniciar este blog: comunicar lo que es lo más grande en mi vida, lo que me llena. Ojalá lo lograra, Dios lo sabe, yo no tengo modo posible.

Patoace dijo...

lo que es yo, estoy de acuerdo con nuestra anfitriona.
Al igual que la mayoría de los católicos, que no son muy comprometidos con su Iglesia, la mayoría de los que se declaran ateos no se destacan por una honestidad intelectual a toda prueba.
No es de extrañar que hna. josefina, que seguramente se relaciona con católicos sinceros, también conozca algunos ateos sinceros, que los hay, y muchos, pero no creo que sean la mayoría. Dios da el don de la fe, pero se los da a muchos ateos, y la mayoría de ellos lo rechaza ¿concientemente? no lo sé.

Tamara dijo...

Creo que, como dice san Agustín al comienzo de sus "Confesiones" (prometo más tarde buscar la cita y pasárselas), el que tiene apertura a Dios, muy pronto lo encontrará, porque Él no se niega a nadie, sino todo lo contrario, y buscarlo ya es haber comenzado a encontrarlo.
Felicitaciones por tu blog, al que acabo de conocer!
Saludos

Tamara dijo...

Creo que, como dice san Agustín al comienzo de sus "Confesiones" (prometo más tarde buscar la cita y pasárselas), el que tiene apertura a Dios, muy pronto lo encontrará, porque Él no se niega a nadie, sino todo lo contrario, y buscarlo ya es haber comenzado a encontrarlo.
Felicitaciones por tu blog, al que acabo de conocer!
Saludos

Aeronauta dijo...

Respuesta a Jck Celliers:
No sabes cuanto te respeto por esto que hidalgamente pones acá y te cito textualmente:

"Es muy cierto lo que aquí se dice: los ateos militantes buscamos argumentos que legitimen, validen, aclaren. No estamos nada tranquilos, y es que no buscamos estarlo: el servicio a la verdad es más importante que nuestra tranquilidad personal y la verdad nunca es un asunto sencillo."

Buscar la Verdad es lo que distingue a un hombre de "buena voluntad" de otro que no lo es. Mi problema es que no me he topado con esas personas y quizás tú seas la primera, pues los que yo conozco como tu, son ateos o agnósticos por acomodo --¡y bastante incómodo, según dejas entrever!-- no por convicción.

Me has dicho lo que piensas con honestidad y eso lo valoro como una pepita de oro. Gracias.

También déjame decirte que sí, este es mi blog católico oficial, podríamos decir, de ahí que no lo oculte, al contrario, el despistado que llegue acá lo sabe de inmediato.

Tengo otros sitios y ahí soy católica igualmente, pues la fe no es algo acomodaticio ni de dejar o tomar a piacere, no, es un modo de estar en el mundo que sabemos que no es el definitivo, y de ahí que todo tenga una importancia relativa: lo VERDADERO no ha llegado para nostros: somos viajeros, viatores a la casa del Padre.

Suena a ilusión, pero desde el fondo del alma, te invito.

Jack Celliers dijo...

Hola.

Bueno, gracias por la respuesta y el tono franco y cortés. No abunda.

Si me permites, creo que depende de cómo formules la pregunta, la respuesta que recibirás.

Si le preguntas a esa mayoría de la que hablas, es posible que digan "no creo en nada" como primera respuesta, pero si insistes un poco, muy pocos se declararán "ateos". La mayoría admitirá que "cree en dios", o en "algo". También tienes a una multitud de "católicos no practicantes", cosa que jamás entenderé qué es: gente que ES católica pero no hace nada de lo que prescribe la religión, o algunas cosas (las más cómodas digamos). Me permito trazar un límite: ateos NO son.

Personalmente prefiero a la gente cuyas creencias no le reportan ventajas.

Ateos, lo que se dice ateos, no somos tantos, me parece.

Un saludo cordial.

Aeronauta dijo...

Gracias a tí, Jack, con personas así uno puede creer en el entendimiento del mundo, de acercar posiciones.
Un abrazo cordialísimo, de verdad.

hna josefina dijo...

Adhiero a lo de Jack. Y mi respuesta anterior es sobre los ateos. A Tamara: Agustín dice "muy pronto", pero creo que también en otro momento dice "tarde te descubrí"... Todo es relativo. Pero creo que realmente hay gente totalmente honesta que no ha encontrado, todavía, a Dios. y entonces: es atea. Saludos!

apostolcarlos dijo...

Escribe!!!!

Sangre Azul dijo...

Con permiso.
¿Leyeron "La esfera y la cruz, de Chesterton"? Tiene muchísimo que ver con el tema. Lo recomiendo.

Aeronauta dijo...

Gracias por tu visita, Sangre azul.

Sí, Chesterton debe tener muuucho que aportar al debate pues él hizo todo el recorrido, o casi...y el viejo ese ¡es tan bueno con su incríble lógica al polemizar! ¡Argumenta tan bien!
Creo que lo único que no previó Chesterton, que yo sepa, es la tragedia del aborto, socialmente aceptado y legalmente protegido.
Yo creo que se hubiese muerto antes de pena e impresión, pues si dice cosas como las que le conozco sobre el control de la natalidad....¡imagínate!

Siendo anglicano C.S Lewis, (nunca entenderé bien como no pudo dar el salto adhiriendo a todo lo que adherimos nosotros) es de una
aplastante lógica cristiana también, y le he leído ensayos diversos que, si se toman con buena voluntad, son irresistibles, maravillosos.

Messori y Sus "Leyendas Negras de la Iglesia" es magistral también. De tanto repetir creencias erróneas y tergiversadas, ya se han ido haciendo "dogmas laicos" y este autor contemporáneo se encarga de poner las cosas en su sitio. De nuevo, eso sí, necesitamos de la apertura para leer sin prejuicios, y, eso, escasea.

¡Feliz navidad!

R. D. Anazasi dijo...

"Un verdadero ateo ni se molestaria en pensar en el tema" falso. Es como decir que un verdadero catolico no predicaria. Un ateo intenta constantemente revelar a los demas la verdad de la inexistencia de dioses y no justificarse ante si mismo. Intenta demostrarle a los demas mediante pura logica la insensates de sus creencias pero las religiones tienen dos ventajas que la logica no puede superar: La "fe" y la estupidez humana que a pesar de no ser lo mismo van de la mano.

Aeronauta dijo...

Mucho trabajo me ha dado buscar el enlace por el que me has encontrado, pues recién en la página ¡veinticinco! de tu búsqueda de "blogs ateos" por Google te topaste con el mío que no lo es, pero está bien.

Mira, Creo que vale lo de que el ateo perfecto no se toma ni la molestia de planteárselo, pues si no existe, ¿a qué perder el tiempo?

Diferente es ser creyente, pues sabemos que no caímos por casualidad en la superficie del planeta con leyes crueles sin sentido ni dirección, basta ver el orden del universo y sus leyes tanto físicas como morales.

¿Que no hay "leyes morales"? estarás pensando...y te apuesto que eres tan honrado que no robas ni matas, al menos, y esas son leyes morales, y dime, ¿Quién te lo enseñó tan profundamente?

No, amigo, la fe no es como dices " la estupidez humana que a pesar de no ser lo mismo van de la mano" como dices; al menos la fe católica y cristiana nos obliga a respetar y en eso humanamente vamos por delante en la evolución, si no crees en otra cosa, es mas... ¿cómo te dijera? políticamente correcto, educado, culto, etc. Nosotros lo llamamos CARIDAD y las OBRAS DE MISERICORDIA son parte de nuestras obligaciones y ¡te prometo que a veces es muy difícil vivirlas! pero VALE LA PENA.

Un saludo cordial y acércate sin tantos prejuicios, somos pacíficos :)