29 enero, 2011

¿Cómo queremos al sacerdote?


Me ha llegado una de esos escritos "sapienciales" que corren por la Red. Como realmente tiene mucha razón,  lo posteo para el que no lo conozca. Ojalá lo tomemos en cuenta antes de actuar.

El sacerdote es el blanco de todas las miradas opiniones y chismes:

Como no es "monedita de oro", imposible que agrade a todos.
Si es gordo, ha de ser un tragón; si es flaco, ni para comer le alcanza.
Si es viejo, no nos comprende; si es joven, no tiene experiencia.
Si es alegre, ni parece padre; si es serio, es muy enojón.
Si es guapo, ¡Que desperdicio!; si es feo, mejor se hubiera metido de Gendarme.
Si es moreno, lo quieren blanco; si es de tez clara, ah! se cree de sangre azul.
Si es comprensivo, no tiene carácter; si es rígido, ese padre es demasiado enérgico.
Si fuma o toma es un vicioso; si no lo hace, es que no es hombre.
Si canta bien, es un vanidoso; si canta mal, mejor que ni cante.
Si es activo, no nos deja descansar; si es tranquilo, éste no es como el que se fue.
Si visita a las familias, es muy amiguero, y ¡¡Nunca está en la Iglesia!!; Y si no sale, no busca a las almas.
Si va con los ricos, se quejan los pobres; si va con los pobres desprecia a los ricos.
Si trata más a los hombres, se quejan las mujeres;
Si atiende a las mujeres, lo critican los hombres.
Si convive con los niños, ¿ no abusará de ellos??
Si nos cae mal, se juntan firmas para que lo cambien; Cuando se va, se juntan firmas para que lo dejen.

Pero, usted, ¿cómo quiere al sacerdote?

El sacerdote es del mismo barro que usted, un espejo de las virtudes y defectos de su familia y del ambiente de su tiempo.

Pida a Dios que no sea como usted le agrade, sino como lo necesita la Iglesia.

Y a propósito, ¿cuántos minutos ora al día por los sacerdotes? ¿Sabía usted que les aprovecha más una oración que una crítica? ¿Necesitamos quererlos como son... o que sean como queremos?

Recuerda: La forma más fácil de acabar con el rebaño es acabando con el Pastor!!!
ORA MUCHO POR ELLOS, TAMBIÉN ELLOS NOS NECESITAN

 

4 comentarios:

dimas dijo...

Asi los quiero :

http://www.pensamientosindiscretos.com/2006/06/carta-abierta-los-sacerdotes.html

Ahora quisiera que alguno me respodiera y me dijese como quiere a sus fieles, pues tambien tienen derecho.

Un beso:
en la eucaristia de cada dia le pido a Dios que nos de sacerdotes santos a la medidad de su sacratisimo corazon

Javier dijo...

Sólo hay una forma ,una caracaterística, que querría en todos los sacerdote: que fueran SANTOS. Y para ello es muy necesaria la oración de la comunidad.
Me gusta la conclusión del escrito que has colgado...

Lucila Marlen dijo...

buena reflexión sobre los sacerdotes y el cariño que todos los fieles les debemos tener... Sobre todo en la oración diaria por ellos.

Lucila Marlen dijo...

buena reflexión sobre los sacerdotes y sobre todo a los fieles nos deja una enseñanza de orar siempre por ellos más que criticarlos como lo hacemos a diario.