06 noviembre, 2007

¿Género o Sexo?

Quiero dejar un artículo que me llegó hoy a mi suscripción a la magnífica página La Página del Idioma Español con su sección 'La Palabra del Día' de Ricardo Soca.

Hace mucho que me molesta sobremanera que me pregunten por mi 'género' (!!) cuando se necesita que ponga si soy hombre o mujer, que así se divide la raza humana. Tengo bastante definido mi SEXO por todas las evidentes características que conlleva como para que me pregunten con un eufemismo, un neologismo.
Así, vaciando los conceptos por un uso antojadizo del idioma, se nos van metiendo muchos abusos. Les dejo la culta opinión del sitio que he mencionado:


LA PALABRA DEL DÍA

Sexo

En los últimos años, la palabra género se viene imponiendo en español, erróneamente, para reemplazar a sexo, entendido como ‘condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas’.

Sexo proviene del latín sexus, exactamente con el mismo significado que tiene hoy en nuestra lengua, según la Academia Española. Plinio decía 'parere virilem sexum' (dar a luz un varón) proviene del latín exactamente con el mismo significado que tiene hoy en nuestra lengua, según la Academia Española. Plinio decía (dar a luz un varón).

Algunos etimólogos, entre ellos Eric Partridge, sostienen que el vocablo latino puede
haberse originado en secare (‘cortar’ o ‘separar’, como en secta), originado en el indoeuropeo sekw-con base en la idea de que la población se divide en varones y mujeres.

El género en castellano no debe referirse a las personas, sino a los objetos inanimados, puesto que se trata de una categoría meramente gramatical ‘a la que pertenece un sustantivo o un pronombre por el hecho de concertar con él una forma y, generalmente sólo una, de la flexión del adjetivo y del pronombre’.

La aplicación de género a personas está basada en un error de traducción del inglés gender, que en esa lengua se aplica a las diferencias entre varones y mujeres, diferencias que, por lo menos desde los latinos, pero probablemente desde tiempos prehistóricos son denominados por la palabra que en español conocemos como sexo.

Género, aplicado a personas, es un calco semántico del inglés, impulsado por la manía estadounidense de lo ‘políticamente correcto’ y elevado por la fuerza a la categoría de concepto sociológico.

Foto de Manuel Dapena

9 comentarios:

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Los conceptos, como construcciones discursivas, responden a ciertos períodos históricos y sociales, no son inmutables, ni tampoco permanentes, menos aún absolutos.
El género busca establecer un criterio más amplio, que va más allá de la diferencia basada en criterios biológicos entre hombre y mujer.
No se trata de usar uno y dejar el otro, se trata de saber en qué momentos son útiles y qué aspectos de la realidad se condicen con estos.
Lo mismo ocurre con el concepto de familia, si nos remitimos al concepto más ortodoxo y rígido, claramente el criterio se vuelve no inclusivo considerando la constitución de muchas familias hoy día.
Sin embargo, una madre y su hijo, ya constituyen una familia, por ejemplo.

Aeronauta dijo...

Pienso que las cosas son lo que son y no se les pude cambiar su sentido profundo pues ya serían otra cosa, como el matrimonio, la familia, etc.

El idioma, efectivamente, es dinámico, pero también se le fuerza a decir lo que no es, como las palabras: amor, democracia, familia y el ejemplo que doy acá, género, sacado de la manga de los políticos.

El asunto del nuevo concepto de género ha sido denunciado por permitir bajo su alero que se legitimen cosas bastantes discutibles, también en las áreas de la familia, como tu has dicho, no yo, pero tienes razón, también ahí.

Tenemos palabras suficientes para distinguir el sexo de una persona y el género que le damos a la harina o el harina; el agua o las aguas, etc. Aparte de hacer nuevas y arbitrarias clasificaciones que se transforman en leyes después, ¿para qué más sirve?

Saludos

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

El matrimonio es un concepto creado, al igual que el de familia, no son inmanentes.
Por ejemplo, antes, las familias no se consitituian como tradicionalmente se conocen, papa, mama, hijos, sino que eran tribus, con muchos miembros.
Lo importante es entender que la realidad se constituye por el lenguaje, sin que esto implique que la realidad sea el lenguaje.
No deseches su utilidad, el concepto de ser humano, más amplio que el de hombre, es más inclusivo, por ejemplo.
Lee mi otro blog http://teoriaspoliticasparalatinoamerica.blogspot.com/

Aeronauta dijo...

El matrimonio, aunque no se llamara así, nació con la humanidad. Lo hace exigible el mismo hombre, por ley natural, aunque por nuestra tendencia a enredar las cosas (otros les llamamos pecado) puede que no se haya sido vivido con perfeción en todos los casos. Si lo piensas, justo por vivir en clanes y tribus era exigible para evitar mayor consanguinidad aún, entre otras cosas.

Claro, los niños --al igual que sucedía en los barrios-- eran cuidados y alimentados entre todos. Era necesidad de la especie, también. Se vivía poco y mal que mal, siempre la unión ha hecho la fuerza. Llegar a los 17 (y sin haber vivido un siglo, como dice Viola) era ser viejos.

La familia puede ser reemplazada por extraños, si mueren los padres no queda otra, pero no puedes comparar los resultados de niños criados entre tíos y tías que entran y salen, sin darles un piso firme, etc. Ahí tienes el tristísimo ejemplo de SENAME. No hay donde perderse entre eso y una familia medianamente funcional.

Saludos.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Creo que no se debe confundir los conceptos o tipos ideales, con la realidad o la historia.
El matrimonio como institución se construye discursivamente, se le entregan ciertos criterios, como la monogamia. ¿Pero ha sido el ser humano monogamo siempre? ¿Todas las culturas valoran la monogamia?
La Monogamia es una conducta adquirida, inculdada, no es natural en ese sentido. En afirmar esto no hay juicio de valor de mi parte.
Lo anterior entonces indica que si bien en términos ideales y también conceptuales se establecen ciertos criterios a las cosas, no podemos ser tan rígidos al considerarlas en la realidad.
Una familia bien constituida no es aquella que cumple con los parametros convencionales, sino aquella donde existe amor, respeto y tolerancia entre sus miembros.

clavel del aire dijo...

Hola, muy lindo blog.

Acuerdo con el comentarista. Género es una concepto que se utilza para hablar de las construcciones culturales (y sociales e historicas y etcs) que se han erigido sobre los conceptos biológicos de sexo.
El termino biológico "hembra" no explica todo lo que pensamos sobre el género femenino, ni sobre las características que pensamos que debería tener (dulzura, suavidad, ternura) o las funciones que debería cumplir.
Como decís, se utiliza luego para adherir a cuestiones discutibles (las podemos discutir) pero también el sexo: bajo el ala absolutista de la división biológica entre hombre-mujer se esconde la tremenda opresión sufrida por las segundas por parte de los primeros.

Te mando un saludo y gracias por el espacio para discutirlo.

Duaca

Aeronauta dijo...

Acuso recibo de comentarios que abundan en el tema regresando una y otra vez sobre cosas en que tenemos opiniones divergentes y ampliándolos cada vez a unos ámbitos que no deseo ahondar ahora, por eso me abstengo de publicarlos, pues me siento en la obligación de reponder y, aparte de tener poco tiempo, la verdad es que lo encuentro inconducente. Les rugo disculparme. Gracias por su interés en venir.

hna josefina dijo...

¡Hola!
Tengo entendido que se empieza a utilizar género, en vez de sexo, cuando 'se reclama el derecho de poder optarlo': El sexo vendría dado, y el género se puede elegir.
(Ojo,que no es que yo esté con esta corriente. Por supuesto que no)
¡Un abrazo!

Aeronauta dijo...

Exacto, Josefina,así es y para allá vala cosa. Saltarse hasta la naturaleza de las cosas.