16 julio, 2007

Virgen del Carmen Reina de Chile




Una de las gracias que ha tenido nuestro país es que los padres de la Patria hayan nombrado a la Virgen del Carmen Reina y Madre de Chile. Ella nos protege y ruega por nosotros a su Divino Hijo, pues, como criatura que es, nada puede hacer en forma directa. Lo digo por los hermanos protestantes que se escandalizan con esta reina que también lo es de ellos, y, aunque no la honren como nosotros, también están bajo el manto protector de María Madre de Dios.




"Virgen del Carmen, Reina de Chile, salva tu pueblo que clama a tí"

15 comentarios:

hna josefina dijo...

¡Muchas felicidades! aunque sea atrasado. Un abrazo.

Miblog.Ángel dijo...

También es la Patrona de mi barrio, uno de Madrid

Ricardo dijo...

¿¿Y esta reina nos protege de potenciales ataques de nuestros vecinos en caso de guerra???... ¿no le rezan ellos a la misma virgen?

¿De que manera una deidad (o cuasi-deidad en este caso) puede "cuidarnos" dado que se supone que nuestro destino es producto de nuestros actos? (el famoso libre albedrío)

en la guerra de la independencia tanto chilenos como españoles se encomendaban a la misma virgen... ¿en que forma la virgen cuidó (o mando a cuidar con su hijo) a los españoles?...

¿que es más probable?... ¿un Dios leyendo el "rating" de rezos para ver a quien favorece o ningun dios?

Aeronauta dijo...

Todo ser humano es creatura de Dios y a todos nos cuida de igual manera, si queremos aceptarlo. Nos dió a su Madre como madre nuestra también y debe sentirse muy afligida (si sufrir fuera posible en el cielo) por las peleas de sus hijos, que siempre son escandalosas.

Yo lo he pensado mucho, y he llegado a la conclusión de que debe hacer como las madres humanas hacemos: tratar de conciliar, dar argumentos de justicia, consolar al perdedor, minimizar los daños y rencores, etc, pues somos hermanos entre nosotros, pero humanos de naturaleza caída, ergo, pecadores. Ahora tomar partido en una pelea ente hermanos no lo hace una buena madre salvo una injusticia enorme y patente, como intercesora.

Nosotros echamos a los españoñes esa vez, ¿ganamos? ¿ellos perdieron? creo que era la hora de marcharse, y ya ves que tenemos buenas relaciones, jeje ( ENDESA, TELEFÓNICA, BANCO SANTANDER, y más)

Bromas aparte, lo que hay que pensar es en qué sería de nosotros si no la tuviésemos por "especial protectora, abogada y reina", como dice la linda y tradicional oración. Siempre aislados, en inferioridad numérica, apenas unos pocos millones......

Amigo: de los pecados y dentro de ellos los escándalos, tenemos la culpa nosotros, no Dios ni su Madre.

Que tengas un buen día y yo también.

Ricardo dijo...

o sea, no hace nada....

saludos

Aeronauta dijo...

Si tú lo dices.... en todo caso, ¿por qué te preocupas? si no crees, es como discutir si el viejito pascuero hace regalos o no. Yo NO creo en san Nicolás, como viejo de pascua, se entiende, por lo tanto, no gasto ni un segundo en discutir. Si lo hiciera es que es importante el tema pues algo me diría que Santa sí existe y vale la pena la discusión. Como NO creo en ancianos guatones vestidos de rojo que aparecen por Navidad, si viera posteado algo en ese sentido sonreiría y ¡a otra cosa mariposa!

De nuevo, muchos saludos.

Ricardo dijo...

No se si mi respuesta anterior no llegó o la bloqueaste. Si es lo primero por favor ignora este mensaje:

Yo tampoco creo en el viejito pascuero, la diferencia es que el viejito pascuero no tiene seguidores que hagan presión para imponer la "verdad revelada por el viejito pascuero". Es decir, la separación viejopascuero-estado existe, no es tan asi con la iglesia católica que insiste en tratar de imponerme su verdad

Te prometo que el día que los católicos dejen de tratar de imponer sus creencias arbitrarias al resto del mundo me callo la boca y no digo nunca nada más al respecto.

Aeronauta dijo...

Querido Ricardo: No he eliminado nada de lo que has mandado. Está entretenido este cruce de espadas láser, jeje, pero no sé si tenga más tiempo para dedicarle....

Ni te preocupes de que los que creemos difundamos nuestras creencias; total, para tí no valen, y, por otro lado que haya tanto perdido de la bandá' indica que no lo hemos hecho bien, que no hemos sabido estar a la altura de las circunstancias, que somos unos comodones que dejamos en la ignoracia a personas estupendas que han estado en colegios, catequesis y otras instancias en que podrían haber aprendido profundamente su fe. Que luego digan cosas cotra ella indica que cacharon poco o nada, pues si la conocieran más allá de las restricciones contra el SEXTO mandamiento --OJO: Sólo el el SEXTO, no el principal, que manda a amar al Señor tu Dios con tutti,tutti,TUTTI, ¡inclusive aquello! :) -- otra sería su postura; al menos no repetirían consignas ajadas, mil veces contestadas y ninguna oída, y ya sabes, "no hay peor sordo...."

Bueno, quedo rogando por tu salud auditiva.

Un abrazo en güena onda. Saludos.

Ricardo dijo...

no me importa que las difundan... uno puede difundir lo que quiera... lo terrible es que todavía quieran imponer (via presión politica) su forma de vivir al resto... me refiero al divorcio, condón, educación sexual, etc.

No te preocupes, lo han hecho perfecto... lo que pasa es que hay gente que no es crédula... nada más... ustedes lo hacen muy bien (dentro de sus posibilidades claramente).

Si te tranquiliza muchos de mis amigos aun son creyentes, claro que los perderán igual porque con tanta cosa poco aterrizada (como una "reina" que nos cuida o la negación constante de la naturaleza sexual humana) y con mi ayuda pronto se pasarán para mi lado y, por lo menos, dejarán de decir que son católicos en el censo, para que se vea cuantos son en verdad (no más allá de un 30 o 40% de la población), de manera que la iglesia ya no tenga podeer politico para imponer su agenda valórica.

saludos

Ricardo dijo...

ah... y yo quedo esperando que se te pase la alucinación... en buena

saludos

Aeronauta dijo...

Ya me parecía, Ricardo, que era ESA tu dificultad. El sexto mandamiento... ¡clásico!... el archiconocido problema.

No te entristezcas, hay muchos en las mismas, pero no hay para qué patear a Dios por ello, ni a su Iglesia, ni a su Madre, ¡por favooooor! sólo hay que reconocerlo con humildad, y luchar por ordenarse en el tema, porque si tienes esta tendencia que en sí es buena, creada por Dios, ¿por qué echarle la culpa al pavimento? El maravilloso sexo fue creado para la reproducción, y ella dentro del matrimonio entre uno y una, monógamo y estable. ¿Qué de malo le ves a esa "agenda valórica" que asegura la felicidad --la que se puede asegurar considerando la buena voluntad de los implicados, obvio-- de la pareja y de la prole que ya no vivirán la angustia de ver un desfile de "tíos y tías" en su hogar, y todo amparado so capa de libertad para hacer de su poto un pito?

El condón, elevado a dogma sanitario, que ni asegura no embarazarse, ¿te protegerá de un pringue?
¿Qué contra la educación sexual? ¿Que enseñamos a dominar tus pasiones para que ellas no te dominen a tí? Imperio sobre ellas se llama, es señorío, como hay que dominarse para no apropiarse de lo ajeno, por más que me encante lo que no es mío ni es legítimo desear.

Como ves, todos los ejemplos que me has puesto apuntan al más conocido y vulgar problema personal: el sexo y no ordenar este tema, que, de estarlo es MA-RA-VI-LLO-SO y ¡cero tabú!

¿Has leído la carta de Benedicto XVI Deus Charitas Est? Te deja clarito el punto.

Un abrazo. Creo que no tengo más que agregar. Ojalá mires de frente y veas que el problema es tuyo, no de Dios.

Ricardo dijo...

Perdon pero yo no quiero "patear a dios" como dices, según yo dios no existe y enojarse con algo inexistente sería infantil, es al grupo de personas que se atribuye hablar en nombre de dios inexistente a los que quiero pedir que se dejen de molestar.

Según tu esa agenda valórica "asegura la felicidad"... ¿no te parece patudo llegar y decir eso?, te pediría que me lo demostraras.... sospecho que a mi me haría bastante infeliz el simple hecho de que no me dejen decidir por mi mismo.

no voy a comentar la serie de barbaridades medievales que dijiste respecto al sexo porque ya me da lata seguir peleando, aparte que esa es solo tu opinión y (felizmente) no es necesariamente verdad... pero te quiero decir lo siguiente:

No es solo el sexo, es el que obstaculicen el desarrollo de la ciencia (investigación en células madres) es el que dentro de sus filas hayan explotadores de los mas pobres y justificadores de la miseria y que ni los increpen (el opus-dei). Es el que pretendan que los niños aprendan a aceptar cualquier cosa como cierta, basando en el argumento de la autoridad (asi los dejamos preparados para aceptar el status-quo de inequidad que promueven)... etc, etc.

Con esto me despido, no te molesto más. Espero que te des cuenta que creer que cualqueir cosa que te dijeron es cierta es peligroso, para ti y para los demás.

Un abrazo y, nuevamente, ojalá se aclare tu mente.

chaito

Ricardo dijo...

Perdon pero yo no quiero "patear a dios" como dices, según yo dios no existe y enojarse con algo inexistente sería infantil, es al grupo de personas que se atribuye hablar en nombre de dios inexistente a los que quiero pedir que se dejen de molestar.

Según tu esa agenda valórica "asegura la felicidad"... ¿no te parece patudo llegar y decir eso?, te pediría que me lo demostraras.... sospecho que a mi me haría bastante infeliz el simple hecho de que no me dejen decidir por mi mismo.

no voy a comentar la serie de barbaridades medievales que dijiste respecto al sexo porque ya me da lata seguir peleando, aparte que esa es solo tu opinión y (felizmente) no es necesariamente verdad... pero te quiero decir lo siguiente:

No es solo el sexo, es el que obstaculicen el desarrollo de la ciencia (investigación en células madres) es el que dentro de sus filas hayan explotadores de los mas pobres y justificadores de la miseria y que ni los increpen (el opus-dei). Es el que pretendan que los niños aprendan a aceptar cualquier cosa como cierta, basando en el argumento de la autoridad (asi los dejamos preparados para aceptar el status-quo de inequidad que promueven)... etc, etc.

Con esto me despido, no te molesto más. Espero que te des cuenta que creer que cualqueir cosa que te dijeron es cierta es peligroso, para ti y para los demás.

Un abrazo y, nuevamente, ojalá se aclare tu mente.

chaito

Aeronauta dijo...

Bueno, querido Ricardo: chaíto no más, como dices. Yo no comentaré ni las descalificaciones, ni los lugares comunes, ni las repeticiones de los "mantras" contra la Iglesia y sus instituciones, ni las citas parciales y fuera de contexto a mis dichos que has puesto acá. Son evidentes.

Que Dios te bendiga, aunque no creas, pues sin Él no somos nada.

Un abrazo :)

Anónimo dijo...

La virgen para mí es símbolo del amor puro, del más alto amor de una madre, sin peros de por medio, ella es la gran madre, mujer y casta, sabia.
Como símbolo es muy poderoso, me genera una gran emoción como sentir el amor como cuando eramos pequeños.