01 enero, 2007

Santa María, Madre de Dios

Comenzamos el año celebrando la solemnidad del título más impresionante que criatura alguna pueda ostentar: Santa María, Madre de Dios.

Sí, con toda propiedad, pues al igual de que yo soy madre de mi hijo COMPLETO y no sólo del cuerpo que colaboré con Dios para formar, ella es madre del Señor con su cuerpo, alma humana, y divinidad que lo "constituyen", si es que se puede decir así. Es el Hombre-Dios, inseparable uno del otro, por lo tanto, Santa María es la Madre de Dios, y no le quitamos ni una mayúscula.

Copio la oración colecta de la misa de esta solemnidad:
Oh, Dios, que por la fecunda virginidad de María, nos diste a tu Hijo, autor de la vida, y entregaste al género humano los tesoros de salvación eterna, te rogamos que nos hagas sentir siempre el consuelo de su protección. Te lo pedimos por Jesucristo, Nuestro Señor, que vive y reina y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

5 comentarios:

Aristóteles dijo...

Estupendo post... jejeje. Me ha servido mucho; no he celebrado Misa, me toca presidir la de la tarde.

Dios nos bendiga.

Aeronauta dijo...

¡Qué bueno que te haya servido! ¡Qué felicidad poder honrar a nuestra Madre por sus galas y sus advocaciones! Ésta es impresionante, si se piensa despacio.

Gracias por las bendiciones y te deseo un año de frutos y cercanía con el Señor.

hna josefina dijo...

En mi familia, este día, el de Maternidad de María, celebrábamos el día de la madre.

Miblog dijo...

He descubierto tu blog y me encanta, de lo que hablas y de como lo tratas. Soy nuevo en esto de los blogs y una de mis alegrías es descubrir la cantidad de gente buena que hay. Te apunto en mis favoritos.

Aeronauta dijo...

Muchas gracias,Miblog, Ya te he vistado ytambién te he anotado. Hacemos falta en la web, aunque parezcamos "la voz que grita en el desierto"
Saludos