01 octubre, 2006

Justo y Misericordioso

¿Quién no quisiera esta convinación? ¿Quién no se carga para un lado? Dios tiene el justo equilibrio y puede aunar lo que parece imposible. Es justo y misericordioso a la vez, pero se nos olvida uno u otro aspecto del asunto. La ley del péndulo es notable acá.

He ido a funerales en que eso de "¡ay que bueno era el finado!" corre con todo, aunque uno le conoció ¡cada cosa! y sólo por estar muerto pareciera que hay canonización "ex opere operatur", por el solo hecho de morirse, en fin.....

Por el otro lado hay personas tan rigurosas que se sienten secas y parece que secaran la fuente que siempre mana del amor divino que vino a buscar a los pecadores con predilección, aunque a los justos no los excluía, lógicamente.

Yo me siento en deuda de hablar algo sobre la misericordia de mi Dios y Señor que se hizo hombre por mi, para salvarme a MÍ y todos podemos decirlo en primera persona singular: POR MÍ, pues Dios es infinito y me ama como si no tuviera otros hijos, y todos podemos decir lo mismo.



Hace mucho que he juntado dos trozos de salmos para aplicármelos y son los siguientes:

Salmo (40:3) "Me sacó de la fosa infernal,
del barro cenagoso;
afianzó mis pies sobre la roca
y afirmó mis pasos"

Salmo (116:8) "Él libró mi vida de la muerte,
mis ojos de las lágrimas y mis pies de la caída.
116:9 Yo caminaré en la presencia del Señor,
en la tierra de los vivientes."
¡Alabado sea Dios!

5 comentarios:

Semilla dijo...

¡Alabado sea el Señor!

Yo, muy personalmente, uso la siguiente "medida": TRATO de recordar la Misericordia de Dios para los demas, y Su Justicia con migo (Y, como uno siempre tiende a ser bastante autocomplaciente y criticón), eso ayuda a mantener un sano equilibrio.
CARIÑOS
PD: Me encanta esa imagen... la tengo siempre en mi billetera.

Luis Fuertes dijo...

Y aún así, querida amiga, estamos utilizando los conceptos de justicia y misericorda desde nuestra pequeña mente humana. ¡Cómo puede ser de inmensa la misericordia del Señor que cada día, cada hora, cada instante, nos perdona las innumerables ofensas con las que pagamos su Amor! Si nos aplicara la justicia humana, seguro que ninguno de nosotros tendría una condena pequeña. Por menos, los hombres somos capaces de castigar para siempre.
Gracias de nuevo por "remover conciencias
Saludos

Aeronauta dijo...

Semilla y Luis Gracias, ambos me han hecho pensar en ¡tantos aspectos de lo insondable de Dios! Graaaaaaaaaciasssssssss, gracias, gracias

Joss dijo...

El dilema de estar vivo,
cuando la muerte nos embellece;
aunque hay quien ya está muerto
y no lo sabe todavía.

DTB

PD: por aquello de; "sepulcros blanqueados".

Aeronauta dijo...

Joss, lo de la "canonización" lo escucho cada dos de tres funerales a los que asisto.

Para consolar a los familiares, generalmente, les hablan de que sus seres queridos están en el cielo intercediencdo ALLÁ por los que quedan en la tierra aún (muchos lo harán desde el Purgatorio y habrá que rezar más, creo yo, por ellos). ¿Por qué no hacer con cariño una catequesis para que los que van a la iglesia sólo po ESE funeral salgan pensando más sobrenaturalmente?

OjO, que el Purgatorio es un invento genial de la Misericordia Divina. No es pesimista ese sitio de dolores; es de esperanza teologal "químicamente pura".

Estoy leyendo un libro sobre eso llamado así, El Purgatorio, que trata de una revelación particular.

Gracias por venir.