15 febrero, 2010

"Colócate delante de Dios". Método de oración de san Alberto Hurtado

San Alberto Hurtado, un santo chileno, nos enseñaba a orar dando unas instrucciones muy precisas que lo facilitan de modo admirable:
- Colócate delante de Dios; es decir pongámonos sencillamente y con verdad frente a Dios. Con confianza, y sin temor.
- Déjate mirar por Dios; experimentemos su mirada amorosa y liberadora. Sintamos su amor y su gracia.
- Descansa en Dios; experimentemos el descanso y renovación que sólo Él nos regala en su presencia.
El ponerse al frente de Dios - ya sea en lo oculto de nuestra habitación o frente al Sagrario-  considerando que es mi Padre y que me conoce mejor que yo misma, que sabe mis debilidades, pecados y necesidades y que me mira con benevolencia ya es sacarse de encima un peso enorme. Sólo considerar estos tres puntos de meditación que el padre Hurtado nos propone es hacer una oración contemplativa que puede llegar a ser bastante elevada.

Nos habla de "experimentar y sentir", cosas que son una gracia especial que podrían o no estar presentes sin hacer por ello alguna diferencia sobre el valor de nuestra oración que siempre será grata a Dios, y mientras más humilde y confiada, más agradable y fructífera para nosotros y la comunión de los santos en la Iglesia.

Hagamos la prueba. Las instrucciones son sencillas, no necesitan manual y están avaladas por la experiencia de un santo moderno que vivió en un mundo agitado como el nuestro y nos comprende.





3 comentarios:

Aeronauta dijo...

San Alberto Hurtado era un sacerdote que vivía en el colegio de mi papá y fue su confesor.

Mi viejo nunca olvidó y no sabía explicar el modo inefable conque este hombre santo, de acción intensa y contemplación profunda, rezaba el avemaría. Siempre lo mencionaba y nunca lograba quedar contento con su explicación. es que la santidad es intangible pero eficaz.

Edit Liliana Ciotti dijo...

Estaba pidiéndole al Señor, que me iluminara para hacer mas profunda mi oración y mi comunión con el.
Y leo tu post...!!!
Mil gracias por darme estos consejos espirituales tan sencillos y tan sabios del Padre Hurtado.
En uno de mis viajes a Chile estuve en su colegio y en la capilla donde están sus restos. Es un santo muy especial para mi también.
Su labor es maravillosa.
Bendiciones para tí y tu familia.
Bendiciones y muchos cariños desde el otro lado de la Cordillera de los Andes.

Aeronauta dijo...

Lili, gracias por hacerme saber que lo posteado sirve de modo concreto. Uno sabe que sí, pero es lindo saberlo.
Un abrazo.