03 agosto, 2009

¿Cuánto vale una misa?


Vengo llegando de mi parroquia donde pagué mi CALI (Contribución a la Iglesia), por lo que debí esperar a que la secretaria atendiera a otra persona antes.

Se trataba de una señora que quería una misa en sufragio por un deudo, y la quería para el miércoles a las 12:30. La secretaria le dijo que cualquier día, en cualquier misa, menos la que la mujer quería, porque en esa se pide por las coronas de caridad que han llegado a la parroquia.

La parroquiana se complicó y luego de pedir que la anotara en otra misa, otro día, pidió que fuera borrada, por no poder asistir.

Al tocar mi turno, le dije a la que me atendía que se podría hacer una catequesis en estos casos, y enseñar el valor infinito de la santa misa --por los méritos de Cristo, no nuestros-- y que al difunto le serviría el sufragio por su alma aunque no estuviera presente la familia, y me dijo que no, que le habían dicho que la misa valía por la presencia de los deudos. ¿¿¿????

En otra ocasión ahí mismo, otra encargada se negó a anotar un difunto "porque la lista estaba muy larga ese día".........

¿QUÉ ONDA?.... Dios mío, y son las secretarias de una importante parroquia de Santiago de Chile.....

¿No saben del valor de la misa*? Obviamente vale la oración de los que peregrinamos en la tierra todavía, pero de nada serviría si no va unida al sacrificio de Jesús actualizado en la misa, consciente o inconscientemente, como la oración gratísima a Dios de, por ejemplo ,un islamista convencido y piadoso.

Las personas que atienden las oficinas parroquiales son la cara visible de la Iglesia para muchas personas que llegan ahí buscando consuelo, soluciones y un largo etc. si esa persona no acierta con sus respuestas, acogida, o cosas similares, puede causar un mal cierto a la Iglesia. Creo que hay que prepararlas constantemente en temas tanto catequéticos como de atención a un público muy especial: los hijos de Dios en su Iglesia.

6 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Es verdad que debería haber un curso o algo así para secretarias parroquiales.
Sucede que es un trabajo muchas veces sacrificado, no se dispone de mucha gente, y las pocas personas generosas que se disponen a ello son aceptadas sin más.
Pero urge la catequesis para secretarias.

(En alguna parroquia inteligente ha de haber...)

Milkus Maximus dijo...

Estimada: las secretarias parroquiales pueden llegar a ser, segùn el caso, hermanas de algùn àngel de la guarda, o perros guardianes de la peor calaña.

Aquì en Buenos Aires algunas exhiben la misma apatìa, desidia, falta de educaciòn y de caridad que Ud. seguramente encontrarà en Santiago.

A veces he llegado a sospechar si no so n infiltradas mormonas, testigos de Jehovà, o de alguna otra competencia, porque la imagen de Iglesia que dan es terrible, y eficientemente mala.

Listo, ya me descarguè :P
Gracias por darme piè ;)

Aeronauta dijo...

Juan Ignacio, ¡qué bueno tenerte por acá! está estupendo tu blog, como siempre.
***
Milkus, sí, desahógate, que es como dices. No sé si es peor su generalizada ignorancia en muchos temas de catequesis elemental o los malos modos o trabas que colocan. en un próximo post contaré otro encuentro cercano del tercer tipo con otra.

Natalio Ruiz dijo...

Son un verdadero problema, aunque hay que reconocer que es un trabajo de lo más tedioso.

En cualquier caso, acuerdo que debería haber más preparación y, en especial, mucho más control por parte de los sacerdotes.

Se convierten (sin quererlo, por supuesto) en verdaderos obstáculos de la Gracia con burocracias, tramiteríos y requisitos inventados.

Lo mejor y más urgente que podemos hacer es rezar por ellas que, al menos en mi caso, nunca las recuerdo en la oración....

Respetos.

Natalio

Cristián dijo...

Simplemente una vergüenza, años atrás mi madre fue sacristana en una Iglesia, y ella veía que la gente acudía más a ella que a la misma secretaria, ya que los fieles sentían cercanía, y aunque fuera tarde no cerraba las puertas del templo para que algún hijo de Dios se acercara al Padre.

Y ante la pregunta si existía una catequesis, sí hay un libro de instrucción. Pero, como se sabe, el poder sin el servicio corrompe.

todoerabueno dijo...

¡Cuánta razón!