18 marzo, 2007

Omnipotencia

Todos tenemos necesidades que compartimos con otros que incluso pueden ser nuestra competencia comercial, profesional, amorosa o de cualquier índole. Por eso es que es MUY bueno dejar que el Padre reparta sus dones entre sus hijos amados todos y dejarle voluntaria y conscientemente la iniciativa por parte nuestra. Él lo hará ANTES, MÁS Y MEJOR, pero igual desea que le pidamos con humildad y perseverancia lo que deseamos o necesitamos para lo básico.



Por estos días he necesitado ser muy pedigüeña por muchas cosas, como siempre, y como nunca también: les solicito con humildad su intercesión por mis intenciones. ¿Una jaculatoria al leer ésto, por ejemplo? ¡Gracias!


Yo lo estoy orando a la omnipotencia divina con éstas, las que les propongo:

  • Padre dulcísimo, tu ves.
  • Padre dulcísimo, tu sabes.
  • Padre dulcísimo, tu puedes.
  • ¡Padre dulcísimo, provee!

Tienen un sabor de confianza, de paz anticipada, por dejar nuestros temores y angustias en el regazo del Padre.

12 comentarios:

Cristián Ahumada dijo...

Tu devoción hacia la Providencia Divina es algo que deberíamos rescatar. Ante tanto mérito con el que le "reclamamos" a Dios, deberíamos ser más humildes y reconocer también nuestra condición precaria, puesto que en él nos movemos, respiramos y existimos.

Es hermosa la Oración que nos presenta y me recuerda un ejemplo que nos decía un sacerdote en una homilía: "Cuando el Padre le enseña a su hijo a pedalear, sabe que en algún momento se va a caer de su bicicleta, pero no le evita la caída, para así poder enseñar a levantarse".

Aeronauta dijo...

Gracias, Cristián. ¡Qué requete bueno recordarnos de la Providencia de nustro Padre Dios por sus hijos débiles y falibles!

Tiepo sin saber de ti, aunque creo haber ido a tu sitio muchas veces, pero tengo un PC en el que no puedo comentar ni saludar siempre. En éste es más fácil.

Saludos.

Luis Fuertes dijo...

Por causas que aún no llego a entender, el Señor me ha mandado un "reposo obligatorio" en el que llevo ya casi dos meses. Hay momentos en los que el dolor se hace casi insoportable, y es ahí donde pongo las intenciones de todas las personas de las que a diario me acuerdo. No dudes que también estás tu presente, con tus necesidades.

Precioso comentario el de Cristian

Saludos

Aeronauta dijo...

Querido Luis:
No sabía de tu enfermedad ni de sus dolores asociados, que deben ser muchos para que pos menciones.

Eres hombre de fe y sabes el valor corredentor de ellos y al encomendarnos estás haciendo mucho bien aprovechando "un mal".

Yo también te encomendaré para que te mejores, si es voluntad de Dios , lo antes posible.

Un abrazo muy grande.

botón dijo...

Qué preciosa jaculatoria.
Qué confianza! como la del niño que, confiado, se entrega a sus cosas sabiendo que su padre le protege.

Un abrazo, aeronauta

Aeronauta dijo...

Bienvenida, Botón. Conozco tu excelente sitio y lo recomiendo.
Gracias por tus palabras acá.

mueblestilo (yhallo) dijo...

hola amiga mia, como siempre lindo post. permiteme, saludar a luis y pedir a nuestro Padre por el, recuerdo el 2003 escribi ante una enfermedad de mi mujer:
"Amanece hoy, Sin tu presencia
La luna, hace horas ya partió
No quiso ser testigo
De mi frío despertar

Las horas, son bichos
Que escurren bajo mi piel
Prolongadas, eternas
Torturantes, alérgicas

Nadie, acusa tu ausencia
Pretenden esconder, ¡la angustia ¡
En un bolsillo
Solo una candela, te saluda y espera

Las manos que te auscultan
Sean las manos del creador
El, conoce cada bello
Cada esperanza de tu vida

Doblo hoy mi servís,
Canto una leve plegaria
Por que la sombra divina
Cubra tu lastre terrenal
En un halo de sanidad"

Bendiciones luis
bendiciones amiga
mario

Aeronauta dijo...

Muy bonito esto, Mario. Si Luis lo ve (quizás podrías visitarlo) estará contento, creo yo.

¿Cómo va lo de tu señora?

Un abrazo, amigo.

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

No es que no disfrute del arte sacro ni que descrea de la Providencia, pero la parte judaica de mi fe aún se escandaliza con las imágenes del Padre...

¡Saludos y bendiciones para todos!

Aeronauta dijo...

Deberás luchar contra ese sentimiento, Ululatus. ¡Hace tanto que se solucionó el asunto de los iconoclastas!

El arte sacro y sus representaciones del misterio de Dios es muy constructivo mientras sepamos que a Dios nadie lo vio jamás --salvo en Jesucristo, Verbo encarnado-- pero nos hacen pensar en cosas superiores.

Tu lado judío, también hay que dejarlo de lado, pues desde que vino Cristo ya no hay judíos ni griegos, ni esclavos ni libres, etc....todos somos de la única familia de Dios.

Contemplar de veras una inspirada representación de los misterios divinos o de las personas divinas, etc, hacen mirar más sobrenaturalmente la realidad. Ojalá lo superes.

Saludos.

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

En realidad no es un problema. Es sólo algo que me sucede. Tampoco es iconoclastia. Es, simplemente, mi fe profunda en el Padre, Dios de Israel, inmenso, innombrable e inabarcable.

¡Saludos!

mueblestilo (yhallo) dijo...

Todo bien amiga mia, no pude comentar arriba.
bendiciones, Dios te ama
mario